Síguenos en Instagram
Visita nuestro canal del Youtube
RSS de noticias de UNAD
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

SÍGUENOS:

Actualidad

> Artículos de opinión

La necesidad de profesionalización en el Tercer Sector

Las entidades no lucrativas deben favorecer la inclusión social adecuando las competencias de las personas a las necesidades del mercado de trabajo

La importancia creciente del Tercer Sector en la sociedad actual corrobora los retos conseguidos, pero hace aflorar asimismo sus carencias; una de ellas, la de la formación.

por Virginia Fernández García

Para que el Tercer Sector pueda llevar a cabo su papel en la sociedad como prestador de servicios, ya sea cubriendo carencias u ofreciendo alternativas distintas; defensor de intereses reivindicando cambios  necesarios contra actitudes injustas; mediador entre el individuo y las instituciones públicas; garante de valores como participación, voluntariado, pluralismo, etc.; y generador de innovaciones aportando respuestas originales a problemas con nuevos métodos; resulta imprescindible considerar que actúa, por un lado, como actor en la formación hacia otros colectivos y, por otro, como sujeto con necesidades de formación para poder desempeñar lo mejor posible las funciones antes mencionadas.

En lo que se refiere a la formación externa, las entidades no lucrativas deben favorecer la inclusión social adecuando las competencias de las personas a las necesidades del mercado de trabajo, la participación social fomentando el asociacionismo y la concienciación de la comunidad junto con las instituciones públicas y privadas.

Respecto a la formación interna, les corresponde a las ONG fomentar una cultura organizativa común, que incorpore eficazmente a los nuevos miembros; motivar y capacitar mediante itinerarios formativos a los y las trabajadores remunerados y voluntarios para el adecuado desempeño de sus funciones.

Dentro de este ámbito, se deben profesionalizar dos grandes campos: uno es la acción, cuyo objetivo es habilitar a las personas que trabajan directamente con los programas y proyectos que desarrolla la organización, atendiendo así a las necesidades de intervención;  y el otro el desarrollo organizacional, que persigue garantizar la máxima eficacia en los sistemas de gestión, organización y dirección, y alcanzar una cohesión organizacional capacitando a los y las trabajadores y voluntarios como formadores de la propia cultura organizativa.

La profesionalización de cada organización que compone el sector ha de estar pues planificada en cuanto a objetivos de la entidad, presupuesto y tiempos a destinar, necesidades individuales y grupales de formación, y responsables para su desarrollo.

Estar debidamente formados y continuamente formándonos es de vital importancia, pues el valor social añadido que crean las ONG, más allá de la eficacia y la eficiencia, tiene un peso cada vez mayor en la sociedad del bienestar de nuestros días debido a la actual situación de crisis; lo cual convierte a la profesionalización del sector en un reto constante, actual y de futuro.

Según palabras de José Ignacio Ruiz de Olabuénaga “la profesionalización del Tercer Sector debe lograr una mayor autonomía económica y política, mejorar su credibilidad social, reforzar la participación cívica interna y ampliar los espacios de colaboración entre las organizaciones".

Mantener la esperanza de que la sociedad en la que vivimos pueda ser mejor y más justa es el motor de todo cambio, sólo será posible si estamos preparados para afrontarlo.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org